Reseña: “Star Wars: Episode IV – A New Hope” (1977)

Aún recuerdo la primera vez que vi “A New Hope”. Era el año de 2006, me encontraba en un campamento de inglés y por alguna razón, Mr. Joshua decidió que ver Episodio IV nos ayudaría a mejorar nuestro léxico del idioma ingles. Vi la película inducido en un trance, disfrutando algo que nunca jamás había experimentado, totalmente atrapado por la historia y los personajes. Ese día marcó un antes y un después, ya que a partir de ese momento me introduciría en un fanatismo del cual diez años después no he salido. La culpable es la película de la que hablaremos el día de hoy…

“Star Wars Episode IV: A New Hope” nos presenta la historia de Luke Skywalker (Mark Hamill), un humilde campesino del planeta Tatooine que siempre ha tenido aspiraciones a ser algo más. Debido a un suceso de eventos, Luke debe abandonar su planeta junto a Ben Kenobi (Alec Guinness) en una nave piloteada por Han Solo (Harrison Ford) y su compañero Chewbacca (Peter Mayhew) y embarcarse en una aventura para salvar a la Princesa Leia (Carrie Fisher) de las manos del temible Darth Vader (David Prowse).

La película es una opera espacial por excelencia, con un gran número de elementos fantásticos. A pesar de contar con una simple premisa, la cantidad de mitología que la película alberga es inmensa, siendo sólo una pequeña porción para lo que es una galaxia mucho más grande. La película no presume una historia compleja, sino que utiliza a sus personajes entrañables e icónicos para enganchar al espectador. Es difícil limitarse sólamente a lo que se ve en pantalla, pero en cuanto a ello, muchos elementos de la película cambiaron al mundo del cine por completo.

La película es storytelling clásico y mitología moderna en toda su expresión, basándose en el libro de “The Hero with a Thousand Faces” de Joseph Campbell, en el que se discute el camino del héroe arquetípico. En una década llena de películas oscuras como “Taxi Driver”, “A New Hope” fue una bocanada de aire fresco para la industria, en donde se demostró que no es malo escaparse como espectador hacia un mundo nuevo, lo cual mucha gente hizo en los 125 minutos de duración de la película.

La música de la película, a manos de John Williams, se convirtió en un himno, dandole el ritmo necesario a las escenas de tensión e increíbles marchas a las escenas de batalla, que sin duda pasaron a la historia. Pensar en Star Wars sin su música sería no colocar una pieza esencial del rompecabezas, de algo que le da cohesión a la historia.

El villano, en este caso Darth Vader, terminaría por convertirse, sin duda, en el antagonista más icónico de la historia del cine. Tan solo basta recordar la espeluznante escena de apertura, en donde sin decir ni una palabra podemos deducir las intenciones de este extraño enmascarado. Las motivaciones de Darth Vader son claras, pero el misterio que envuelve a su personaje lo convierte en alguien mucho más aterrador, ¿quién se esconde detrás de su máscara? La primera vez que vi la película conocía la historia de las precuelas, por ende su identidad e historia, pero aún así el impacto es inmediato, efectivo y latente.

Luke Skywalker es un héroe con el cual nos podemos identificar; cansado de su vida monótona, en un trabajo que no lo completa, con aspiraciones de saber que puede ser mucho más, pero con una realidad que lo contiene.

Es un clásico enfrentamiento del bien y del mal, de la luz contra la oscuridad, la Rebelión contra el Imperio, pero a la vez es mucho más. Con un cascarón que puede sonar simple e inclusive aburrido para algunas personas, el filme lidia con problemáticas que hasta el día de hoy son relevantes: segregación, racismo y fascismo. Es una película de entretenimiento, pero que cada vez que se disfruta se saca algo diferente de ella.

“A New Hope” no es una película perfecta, no tiene un dialogo satisfactorio, pero va mucho más allá; George Lucas crea un mundo de la nada, basado en mitología y creencias religiosas. De manos de Lucas, Star Wars se convierte en mitología moderna, en una película que pasara a la historia, que creará un imperio, lineas incontables de productos y también convertirá a la saga en la más influyente de la historia del cine.

Inclusive, una reseña de “A New Hope” no tiene mucho sentido, ya que más que una película es una experiencia, así que el día de hoy me retractaré de dar una calificación, de decir porqué verla o porqué no…y dejaré que usted juzgue con sus propios sentidos a la película que cambió el rumbo de la historia.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s