Reseña: “Spider-Man: Homecoming” (2017)

Durante los últimos 15 años, hemos visto ya cinco películas de Spider-Man, tres de la mano de Sam Raimi y Tobey Maguire como Peter Parker, y dos de Mark Webb y Andrew Garfield como el joven arácnido. Desde que se anunció, en 2015, que Marvel Studios y Sony habían llegado a un acuerdo y ahora Spider-Man podría formar parte del MCU (Marvel Cinematic Universe), la especulación creció. Spider-Man sigue siendo propiedad de Sony, pero parte de sus derechos cinematográficos han pasado a Marvel Studios, quienes por lo pronto planean utilizarlo en una trilogía y dos películas de “The Avengers”.

En el momento en que Spider-Man apareció por primera vez en pantalla, en “Captain America: Civil War” (2016), quede convencido de que Tom Holland era la decisión correcta. Aunque hacía falta verlo en solitario, me quedé tranquilo sabiendo que tenía todos los elementos que se podían esperar de Peter Parker y Spider-Man.

“Spider-Man: Homecoming” nos traslada pocos meses después de los eventos de “Captain America: Civil War”, en donde un Peter Parker deseoso de probarse al lado de Los Vengadores, siente que tiene todo para poder brillar al lado de los héroes más poderosos del planeta y de su mentor, Tony Stark.

“Spider-Man: Homecoming” nos presenta a Peter Parker en su primer año de preparatoria, meses después de haber sido picado por la araña radioactiva que le da sus poderes. Esto es de aplaudir, que la película no nos presentará algo ya visto en dos películas previas del arácnido, asumiendo que el espectador ya conoce la historia de la muerte del Tío Ben y la picadura de la araña. Para ver esa historia de origen se puede ver “Spider-Man” (2002) o “The Amazing Spider-Man” (2012) .

Las elecciones de casting son muy buenas, con Tom Holland probando que es el Peter Parker definitivo y que esta aquí para quedarse. Su química con Robert Downey Jr. es muy buena, además de su entendimiento del personaje. Lo que hace tan querido a Spider-Man (y mi super héroe favorito) es que es alguien común y corriente, que va a escuela de día y que resulta ser un superhéroe en su tiempo libre. Otro miembro del cast que destaca es Jacob Batalon como Ned, el mejor amigo de Peter, que funciona perfectamente como un ancla para el espectador y comic relief. Inclusive Zendaya como Michelle, el casting de quien mucha gente dudo, demuestra porque fue elegida para su rol. Michael Keaton como Vulture es brutal, y probablemente el mejor villano de todo el MCU, junto a Loki. Finalmente, después de tantas películas, tenemos un villano cuyas motivaciones son claras y creíbles, que tiene tiempo para desenvolverse en pantalla y que es llevado a la pantalla por uno de los mejores actores de la historia. Hay una escena en el tercer acto que nos presenta a Vulture y a Spider-Man en solitario, teniendo una conversación uno a uno, que definitivamente se roba la película. Adrian Toomes no es un duende espacial o un mago galáctico, sino un tipo común y corriente, y eso es lo que lo hace mucho más efectivo que otros villanos del mismo universo.

La historia de “Spider-Man: Homecoming” es sencilla pero no por ello menos intensa. Claro, la película hace un esfuerzo por entrelazar al universo de Los Vengadores con la trama, pero es necesario para que el público entienda que el nuevo Spider-Man podrá aparecer en próximas entregas del MCU. Algunas de las mejores partes de la película se dan en Midtown, la escuela de Peter, en donde podemos ver una de las temáticas más constantes de Spider-Man: Peter Parker tratando de balancear su vida académica, romántica y de superhéroe.

La película evoca adaptaciones como la serie animada “The Spectacular Spider-Man” con referencias visuales, además de seguir una temática parecida a películas de John Hughes como “The Breakfast Club” (1985) o “Weird Science” (1985). “Spider-Man: Homecoming” es una gran historia que entra en el rubro de las historias “coming of age”, en donde la vida escolar juega un gran papel. 

Si se pudiera describir la película con una palabra, sería: diversión. “Spider-Man: Homecoming” es divertida sin caer en lo ridículo ni trillado. 

Con su gran historia, sus personajes bien estructurados, un villano que pasará a la historia, excelente soundtrack y la mejor representación de Peter Parker, “Spider-Man: Homecoming” es mi película favorita del arácnido, hasta el día de hoy. 

Mi veredicto: 8.8/10

Vela si: Eres fan de Spider-Man o disfrutas una clásica película de preparatoria. 

No la veas si: No te gustan las películas de superhéroes. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s