Reseña: “La La Land” (2016)

La ciudad de Los Ángeles siempre ha tenido una fama no muy buena, una fama de una ciudad completamente separada entre sí, llena de egos, de tráfico intenso y de un sol constante inclusive durante el invierno. Al igual que fama negativa, Los Ángeles es el hogar del glamour de Hollywood, la ciudad de los sueños, la ciudad de las luces y en donde los soñadores buscan autorrealizarse.

“La La Land” nos cuenta la historia de Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling), una actriz y un pianista de jazz que se encuentran dentro de la jungla urbana que es L.A, buscando darle forma y realizar sus respectivos sueños. Las actuaciones de ambos son espectaculares y seguramente pasarán a la historia, siendo Emma Stone quien logra dar la mejor actuación de su carrera que finalmente la logra consolidar como una estrella y una de las mejores actrices de nuestros tiempos.

La dirección de Damien Chapelle (Whiplash) le logra dar un sentimiento frenético y un ritmo inmejorable a a la película, brindándole una agilidad que no permite que la historia decaiga. Por medio de la edición, la película casi nunca baja de su ritmo ágil. Los movimientos de cámara y los visuales de “La La Land” son perfectamente diseñados y un festín visual que hacen que cada cuadro de la película tenga un equilibrio minuciosamente detallado, el cual se aplaude.

La música es otro personaje de la película, además de que en los momentos en que nuestros personajes comienzan a cantar se siente orgánico y siempre ayuda a que la historia progrese. Es decir, ningún número musical existe por el simple hecho de existir y ser una excusa para mostrar visuales, sino que siempre mueve los engranajes de la historia y provocan un cambio. Dentro de sus temas musicales y visuales, vemos claros throwbacks a clásicos del cine de Hollywood como “Singing In The Rain” y “An American In Paris”. “La La Land” homenajea a esas historias en un escenario actual, convirtiéndose en un musical lleno de nostalgia y añoranza por las épocas pasadas.

Algo que hay que aplaudirle a “La La Land” y es que a pesar de sus extraordinarios visuales, en ningún momento se convierte en una película ostentosa y mucho menos pretenciosa. Sabe lo que es, pero no trata al público como algo menos o como alguien que se podría decir, no entendería la obra maestra que se encuentra en la pantalla.

“La La Land” es una carta de amor, una motivación y una sacudida de hombros a todas aquellas personas que se atreven a soñar, a todas las personas que tienen una idea locuaz y que se atreven a perseguir esos sueños hasta los límites. Es un homenaje a los artistas, a los que buscan salir del convencionalismo, de los parámetros impuestos y del status quo.

Con musicales entrañables, visuales alucinantes, una gran química en pantalla, cinematografía majestuosa y una dirección de arte de primer nivel, “La La Land” es una película que la industria y las audiencias no sabían que necesitaban, pero ahora que ya esta aquí, no dejarán ir pronto. Definitivamente, más allá de ser una de las mejores películas que he visto en los últimos años, “La La Land” es de las mejores películas que he visto en mi vida.

Vela si: Disfrutas los musicales, eres fan de los actores principales o simplemente disfrutas de una muy buena película.

No la veas si: Absolutamente no toleras los musicales.

Mi veredicto: 9.5/10

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s