Reseña: “El Hoyo” (2019)

Dirección: Galder Gaztelu-Urrutia

Guión: David Desola y Pedro Rivero

Elenco: Iván Massagué, Antonia San Juan, Zorion Eguileor, Emilio Buale Coka y Alexandra Masangkay

Netflix, Prime Video y otros servicios de streaming, se han convertido en la principal fuente de entretenimiento en los tiempos en que vivimos, y siempre es bienvenido cuando deciden tomar riesgos y llegar con producciones originales y fuera de la norma. Ahora, llega el turno de El Hoyo, película española que estrenó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Toronto.

En un futuro que no parece muy lejano, Goreng (Iván Massagué) ingresa a un lugar conocido como El Hoyo, una especie de prisión vertical en donde la gente se alimenta por medio de una plataforma llena de comida que, a lo largo del día, baja por los cientos de niveles de la estructura, pero solamente se queda unos cuantos momentos en cada uno de ellos. Pero hay algo más, cada mes, los prisioneros serán cambiados de nivel, pudiendo quedar en los manjares de los niveles más altos o con la miseria de los niveles más bajos. Rápidamente, Goreng se dará cuenta del terrible sistema en el que se encuentran los prisioneros, uno tal vez demasiado parecido al nuestro.

En su dirección, Galder Gaztelu-Urrutia, quien presenta su opera prima, inmediatamente logra situar al espectador en lo que al principio parece ser un escenario ajeno a nuestra realidad, un futuro distópico que en un inicio se plantea como algo muy lejano, pero poco a poco, principalmente por medio de alegorías para nada sutiles y una temática de crítica palpable, invita a la reflexión y al cuestionamiento. Probablemente, y es una tendencia común en las primeras películas de creadores, el deseo de abarcar demasiados temas en una misma historia hace que poco a poco pierdan fuerza, tal y como es el caso de El Hoyo conforme se acerca a su tercer acto y consiguiente final, el cual queda abierto a muchas interpretaciones.

Los personajes de El Hoyo son fascinantes y hacen un buen trabajo de exposición para colocar al espectador en este nuevo escenario y además, rápidamente explicar las reglas de este mundo y llenar hoyos narrativos que pueda haber, todo esto sin perder el rumbo de dar a conocer su personalidad. Las actuaciones son buenas, en especial la de Zorion Eguileor (Pikadero), como Trimagasi, quien logra presentar un buen opuesto al recién llegado Goreng al inicio de la película.

El mayor valor de El Hoyo es su premisa creativa y que resuena, de una forma atemorizantemente precisa, con situaciones que se viven hoy en día en nuestra sociedad; una profunda desigualdad y una avaricia latente, lo que hace que su mensaje político se presente como apertura de una conversación necesaria. A pesar de la originalidad de su historia, la película claramente titubea conforme progresa, diluyendo su mensaje en un sinfín de giros no siempre justificados e hilos narrativos que llevan a un callejón sin salida, lo cual la vuelve frustrante por momentos.

En conclusión, El Hoyo es una película necesaria de ver, que aunque su mensaje se debilita conforme progresa, su premisa, impacto inicial y temática provocativa, invitarán al espectador a reflexionarla constantemente.

Mi veredicto: 8/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 73/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 82%

Rotten Tomatoes (promedio): 7.5/10

Vela si: Buscas una película con tintes de terror y con una premisa tanto única como creativa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s