Reseña: “Emily in Paris” Temporada 1 (2020)

Hay series que llegan justo en el momento indicado; ahora el caso en medio de un año sumamente volátil, noticias impresionantes todos los días y una falta de normalidad en nuestras vidas, aparece una serie que lo más fácil a lo que se podría comparar, es a unas merecidas vacaciones de diez capítulos en la Ciudad de la Luz: París. 

En Emily in Paris, Emily (Lily Collins) acepta un inesperado trabajo en una agencia de marketing parisina, determinada a brindar un punto de vista estadounidense y revivir un entorno de estrategia de redes sociales que percibe nulo. La vida de Emily se llenará de aventuras y desafíos, mientras se adapta a la cultura francesa, inicia amistadas y comienza nuevos romances.

El róster de directores, entre los que se encuentran nombres como Andrew Fleming (Arrested Development) y Zoe Cassavetes (Broken English), logran hacer un buen trabajo en hacer sentir la serie como una experiencia cohesiva, nunca abandonando sus ideales establecidos desde el piloto y probando que saben exactamente qué es lo que el espectador quiere ver en el siguiente episodio y ajustándose a lo esperado, desde complicados romances a viajes a la campiña francesa. Además, un envidiable diseño de producción logra que la serie verdaderamente se beneficie de su atmósfera tan encantadora y logré presentar a sus personajes de una forma más genuina, como lo es con el increíble diseño de vestuario que se maneja a lo largo de la serie.

Lily Collins (Love, Rosie) se aprecia más que cómoda en el rol de Emily, e inclusive más que con cualquier otro de su carrera, logrando presentar tanto los aciertos como errores de Emily de una forma convincente y creando un personaje bien desarrollado a lo largo de sus diez episodios. La serie es el spotlight de Emily, lo que conlleva en que algunos de sus personaje se pierdan entre historias, pero no queda más que esperar a que se desarrollen más en la necesaria segunda temporada. La mente de Darren Star, creador de la icónica serie, Sex & The City (1998-2004), se nota en su nueva creación, y logra una historia que exige terminarse rápidamente y se lleva el título de bingeworthy.

La serie es una historia ridículamente encantadora y cautivadora, manejando algo sumamente ligero, pero que es igual de disfrutable. Sí, se encuentra llena de clichés y narrativas sumamente familiares para el género del rom-com, pero aún así, es una vacación fascinante y una que no se sabía necesaria hasta haberla experimentado.

Emily in Paris ya se encuentra disponible en Netflix.

Mi veredicto: 8/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 63/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 69%

Rotten Tomatoes (promedio): 5.6/10

Vela si: Eres fan de Lily Collins, te gustan las comedias románticas o quieres que Netflix te traiga lo más cercano a unas vacaciones en Paris.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s