Reseña: “The Mummy” (2017)

La palabra “universo cinematográfico” es la palabra de moda en Hollywood. Todos quieren uno, pero que sea rentable, lleno de estrellas y que logren los mismos números de las películas de Marvel y DC. La tendencia por hacer que historias que vemos en pantalla se conecten, nos ha brindado grandes producciones, pero también penosas películas. “The Mummy” entra en la segunda categoría.

“The Mummy” nos cuenta la historia de Nick Morton (Tom Cruise), un cazador de objetos antiguos que encuentra con la tumba de una antigua princesa de Egipto, la cual es despertada y pronto comienza a aterrorizar a la raza humana.

Antes que nada, “The Mummy” no es una buena película. Uno de sus mayores problemas reside en que no sabe lo qué es ni a quién va dirigida. Tiene un poco de terror, un poco de aventura, un poco de acción y un poco de comedia, pero en ninguna de ellas se destaca de una manera excepcional.

Tom Cruise se compromete tanto como es costumbre, dando lo mejor de si, brindando buenas escenas de acción y haciendo todo en su poder para darle el tono necesario a los chistes pobremente preparados del guión. Sofia Boutella (Kingman, Star Trek: Beyond) brinda una buena actuación, comenzando a hacer un legado de los papeles en los que su lenguaje corporal y facial brinda más que su diálogo. Annabelle Wallis (X-Men: First Class) deja mucho que desear, presentando un personaje que solamente sirve como un mal instrumento en la trama y para trasladar narrativamente al personaje de Tom Cruise del punto A al punto B. Russell Crowe (Gladiator) toma el papel del hilo en el universo cinematográfico que viene, funcionando como una especia de Nick Fury para la franquicia. Sus diálogos son principalmente exposición, pero no por ello no lo hace bien.

La edición deja mucho que desear, con decisiones cuestionables a lo largo de las escenas de acción, provocando que el espectador se pierda en la inmensidad de la toma. Pero el mayor problema de “The Mummy”, se encuentra en su guión (un guión escrito por seis personas; ahí empieza el problema), ya que la película nunca encuentra una verdadera esencia ni crea motivaciones suficientemente convincentes para justificar las acciones de los personajes. Tom Cruise hace algo, simplemente, porque el guión lo dice y no necesariamente porque sea algo que la película necesite. Por momentos, “The Mummy” parece una película creada en una sala de juntas, diseñada no como una historia por si misma, sino como una excusa para iniciar el “Dark Universe”.

Y en eso reside otro gran problema de la película, concentrarse demasiado en la preparación de un universo cinematográfico, jugar con lo que se acerca, crear expectativa sobre próximos personajes a aparecer, en lugar de enfocarse en presentar una espectacular gran película, que por si misma daría más de que hablar.

En conclusión, “The Mummy” apuesta por lo erróneo, creando una película con grandes diferencias de tono, sin rumbo y que se concentra demasiado en darle un inicio a un universo que, por el momento, no da mucho de que hablar. Es una película que trata de copiar una fórmula exitosa, pero no tiene ni la menor idea de por dónde empezar.

Vela si: Eres fan de Tom Cruise y no eres muy exigente con las películas de terror.

No la veas si: No toleras una película sin tono.

Mi veredicto: 5/10

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s