Reseña: “Passengers” (2016)

Jennifer Lawrence y Chris Pratt, dos nombres que inmediatamente llaman la atención en una producción, y que tan sólo con esos talentos, podría llegar a ser algo magnífico, original y relevante. El guión de “Passengers” duró alrededor de 10 años en The Black List, que es una compilación de guiones no producidos en Hollywood. Con dos nombres como Lawrence y Pratt, un guión considerado brillante y un presupuesto de 110 millones de dólares, uno pensaría que tiene todo para triunfar.

“Passengers”, dirigida por Morten Tyldum (“The Imitation Game”) nos cuenta la historia de dos pasajeros al bordo del Avalon, una nave en un viaje de 120 años desde la Tierra a un nuevo planeta, el cual será colonizado por sus tripulantes. Debido a un mal funcionamiento de la nave, nuestros protagonistas son despertados 90 años antes de llegar a su destino.

La historia de “Passengers”, en un principio, es intrigante aunque familiar, con la temática de la soledad en el espacio y la incertidumbre de ser el único en un ambiente controlado. Durante su primer acto, la película promete y muestra lo mejor que tiene, para después ir poco a poco perdiendo su credibilidad y las carencias de su guión. La química entre Lawrence y Pratt es innegable, con algunos tintes de dialogo interesante, aunque no logran sobreponerse a una historia que carece de algún elemento nuevo y que cambie el status quo.

Visualmente, la película funciona, con escenarios espaciales, tomas e interiores increíblemente detallados, destacando una escena con carencia de gravedad, en donde los visuales de la película son espectaculares. Pero el mayor problema de la película se encuentra en su historia, la cual no sabe lo qué es y nos lleva por diferentes tipos de géneros a lo largo de su narrativa. En su primer acto, la película aborda temas de soledad, en el segundo se convierte en un romance y en el tercero se convierte en un thriller hollywoodense más con algunas escenas de acción que terminan por opacar una temática interesante y un dilema moral que en realidad debió haber sido el tema central de la película.

“Passengers” sufre de la tendencia actual, en donde es necesario agregar acción y grandes efectos especiales para vender algo y deja detrás innumerables oportunidades desaprovechadas en su historia. Justo cuando algo parece tornarse interesante y dar un giro, el guión se acobarda y nos da algo ya visto, convirtiéndose en una mezcla de películas ya vistas. En su tercer acto, la película pierde sus riendas por completo, no dando lo que prometió desde un principio y dejando una sensación insatisfactoria. Progresivamente, la historia pierde interés y se convierte en una película más.

En conclusión, “Passengers” es una película con una premisa interesante, buenas actuaciones, pero con un guión que no se atreve a tomar riesgo alguno. Después de ofrecer preguntas interesantes en un principio, no se atreve explorar y decide ir por la ruta más fácil, una transitada por muchas otras películas.

Mi veredicto: 5.5/10

Vela si: Te gustan las películas con elementos de ciencia ficción, romance y disfrutas del trabajo de los dos actores principales.

No la veas si: Buscas un cambio en la temática de los blockbusters, porque no lo ofrece.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s