Reseña: “Joker” o “Guasón” (2019)

Dirección: Todd Phillips

Guión: Todd Phillips y Scott Silver

Elenco: Joaquin Phoenix, Frances Conroy, Zazie Beetz y Robert De Niro

Joker, Guasón o Coringa (sí, Coringa), como se le conoce en Brasil, es sin duda alguna uno de los villanos más icónicos de la cultura pop y el más importante en la historia de los cómics, motivo por lo cual cada nuevo actor que lo encarna lleva a una intensa conversación y especulación sobre lo que le aportarán al mythos del personaje, ¿de qué forma abordarán a alguien tan intrigante? Hay algo sobre este icónico personaje que transforma a los actores y crea gran expectativa. Ahora, el conocido personaje llega en una película con un tono muy diferente, independiente de cualquier otra película de DC y como la primera propuesta de una versión de Elseworlds para el cine, una línea de cómics de DC en donde se presentan historias en universos alternos y separados. 

Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) es un hombre ignorado por la sociedad, cuya motivación en la vida es hacer reír a los demás. Pero una serie de trágicos acontecimientos lo llevarán a ver el mundo de otra forma, cuestionarse toda su existencia y llegar a transformarse en el conocido villano, presentado de una forma realista y oscura. 

La dirección de Todd Phillips (War Dogs, The Hangover) toma a Ciudad Gótica y refleja en ella una Nueva York setentera con una fuerte desigualdad social y una latente separación entre clases, temática creciente a lo largo de la cinta. Técnicamente, la película es muy buena, con un excelente cuidado a sus encuadres (especialmente aquellos de Phoenix en solitario), iluminación y montaje, que logra la representación de una ciudad destinada a la ruina, al igual que sus habitantes. Phillips maneja un tono que incomoda a la audiencia con toda intención y presenta un reflejo de una sociedad carente de empatía hacía el otro. En su dirección, se nota mucho la influencia de películas de Martin Scorsese, como Taxi Driver (1976) The King of Comedy (1983), tanto en su temática como en sus valores estéticos.

Lo que más destaca es la cruda actuación de Joaquin Phoenix, que en realidad es lo que guía a la película y la lleva más allá; completamente absorto en su papel, Phoenix logra incomodar a la audiencia a niveles inimaginables, además de presentar un personaje sumamente disruptivo y que cambia ante los ojos del espectador, logrando una evolución completa en sus poco más de dos horas de duración. A excepción de tomas de establecimiento de la ciudad, es difícil recordar un momento de la cinta en que Phoenix no se encuentre en pantalla, porque esta es su película. Habrá premios para su actuación y serán merecidos, porque lo que logra es algo sumamente complicado y se ha visto pocas veces en pantalla. Es extremadamente difícil imaginar esta película sin Phoenix al frente, porque la actuación es el mayor valor de la cinta. Su actuación no busca simpatía hacía el personaje de parte del público sino que se convierte en un reflejo de la realidad y eso es algo que me gustaría recalcar; Joker sigue siendo el villano aunque el crea que es el héroe de su historia, y no se debería de simpatizar con lo que hace en la cinta. 

La historia de Joker es interesante, pero su tremendo esfuerzo por acaparar tantas temáticas y mensajes termina por diluir algunos de ellos, no logrando un impacto tan efectivo como la película misma quisiera. Entra en temáticas de desigualdad social, desigualdad económica, la obsesión por las celebridades, la salud mental, el sentimiento anti-autoritario y algunos logran tener una mejor ejecución que otros. Sus guiños al universo de Batman quedan sobrando y algunos se sienten forzados con personajes que fácilmente pudieron haber sido cambiados por nuevos, pero que no lo son para presentar una conexión y brindar por lo menos una ligera familiaridad al espectador, posicionándolo en un terreno conocido. Parece que la película se confunde en “ser o no ser” y queda en un limbo al cual se ata por su material de origen, hasta cierto punto. Algo que me gustaría añadir es que la cinta exige ser vista varias veces para lograr una disección y análisis totales, además de la conversación que abrirá será muy interesante. 

De la mano de una actuación tremenda de Joaquin Phoenix, Joker es una película que llega a cambiar los estatutos de lo que una cinta basada en cómics puede llegar a ser y a retar los límites de la narrativa. Aunque la historia no se encuentre a la par de la alucinante actuación de su actor principal, logra ser una cinta que reta al público, abre la conversación y presenta una faceta nueva de un personaje conocido.

Mi veredicto: 8/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metacritic: 64/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 74%

Rotten Tomatoes (promedio): 6.7/10

Es para ti si: Buscas un crudo estudio de personaje que te incomodará y retará.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s