Reseña: “Jumanji: The Next Level” o “Jumanji: El Siguiente Nivel” (2019)

Dirección: Jake Kasdan

Guión: Chris McKenna, Erik Sommers, Scott Rosenberg y Jeff Pinkner

Elenco: Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillan, Awkwafina, Nick Jonas, Bobby Cannavale, Danny Devito y Danny Glover

En Jumanji: The Next Level, los cuatro miembros de la pandilla se encuentran de regreso en el juego, después de que deben de ir a rescatar a uno de sus integrantes. Pero, el juego no es el mismo que recordaban, y deberán valerse de su amistad e ingenio para derrotar a la nueva versión de Jumanji y en el trayecto, reparar viejas amistades al lado de algunos nuevos personajes que se agregan en su aventura. 

Jake Kasdan (Jumanji: Welcome to the Jungle) regresa para dirigir la segunda entrega de la continuación de la película de 1995 y uno de los aspectos que más resaltan es que sabe equilibrar su elenco de una mucho mejor forma que en la cinta pasada: cada personaje tiene un momento para brillar. Kasdan, curiosamente hijo de Lawrence Kasdan, guionista de  The Empire Strikes Back (1980) y hermano de Jonathan Kasdan, guionista de Solo: A Star Wars Story (2018), prueba que sus dotes para dirigir comedia han mejorado mucho y, ¿por qué no?, puede llevar un blockbuster aún mayor en los próximos años. Uno de los aspectos más sorpresivos, y que se abordará más adelante con una de las actuaciones, es lo fácil que la cinta puede ir de un momento cómico a uno dramático sin restarle importancia. 

Uno de los mayores beneficios de la cinta es la adición tanto de Danny Devito (Batman Returns) como de Danny Glover (Lethal Weapon), y aunque su participación es menor de la esperada, logran mostrar la gran calidad de comediantes que son, cuando es momento de intercambiar diálogos uno al otro. Otra de las excelentes adiciones al cast es Awkwafina (Crazy Rich Asians), quien presenta un personaje sumamente divertido e inclusive sorprende con sus momentos dramáticos. Karen Gillan (Avengers: Endgame) tiene mucho más que hacer en la nueva cinta y continúa su rápido ascenso en Hollywood.

Jumanji: The Next Level presenta una historia, más que nada, divertida, elevando una guión aceptable por medio de las muy atinadas actuaciones del elenco. Existe un elemento narrativo de la cinta que, en mi opinión, la revitaliza e impide que pierda ritmo por mucho tiempo, lo cual sería muy fácil. Sin spoilers, pero permite que los actores se desenvuelvan de una mucho mejor forma y permite lograr escenas muy bien logradas. Aún así, al acercarse el tercer acto, la cinta pierde fuerza y puede llegar a perder a más de algún miembro del público.

En conclusión, Jumanji: The Next Level es un rato divertido en el cine, gracias a sus buenas actuaciones y un guión que agrega suficientes elementos frescos para que la historia no se sienta repetitiva, aunque hacía el final puede titubear y perder ritmo. 

Mi veredicto: 7.5/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metacritic: 58/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 68%

Rotten Tomatoes (promedio): 5.9/10

Es para ti si: Disfrutas de las películas de Jumanji o de comedia bien escrita.

Reseña: “Rampage” o “Rampage: Devastación” (2018)

Dirección: Brad Peyton

Guión: Ryan Engle, Carlton Cuse, Ryan J. Condal y Adam Sztykiel

Elenco: Dwayne Johnson, Naomie Harris, Malin Akerman y Jeffrey Dean Morgan

La temporada de estrenos de verano ya se encuentra en total apogeo y parece que cada año comienza antes. Desde mi punto de vista, la temporada de este año inició con “Ready Player One” hace unas semanas, aunque inclusive se puede argumentar que dio comienzo con “Black Panther” en febrero. Algo que queda claro es que los blockbusters cada vez se distribuyen más a lo largo del año y cada gran estreno se siente como una “película de verano”.

Las películas basadas en videojuegos nunca han gozado de una gran reputación, con grandes catástrofes como “Assassin’s Creed” (2016) o“Super Mario Bros.” (1993). En mi opinión, este año hemos podido ver una de las mejores películas del género con “Tomb Raider”, protagonizada por Alicia Vikander, aunque ninguna adaptación ha logrado romper con la llamada “maldición” y convertirse en una cinta que trascienda a su categoría, se convierta en una verdadera pionera y guste tanto a audiencias como a críticos por igual.

En “Rampage”, Davis Okoye (Dwayne Johnson) es un primatólogo que tiene una gran amistad con un gorila albino llamada George, el cual sufre una modificación genética después de que un experimento toma un rumbo no esperado. A George se le unirán más animales monstruosos, que lo único que buscan es acabar con todo a su paso. La película se encuentra basada en el videojuego de 1986, en donde un ser humano toma la forma de un mono gigante y su propósito es destruir cuantos edificios pueda.

Dwayne Johnson (Jumanji: Welcome to the Jungle) se reencuentra con el director Brad Peyton, con quien trabajó previamente en “Journey 2: The Mysterious Island” (2012) y “San Andreas” (2015). En “Rampage”, la formula es parecida, con una película que busca entretener a la audiencia con una historia no muy compleja y con más estilo que substancia. 

Una virtud primordial de la película es él mismo Johnson, quien logra darle vida a una película que sin el sería completamente diferente, debido a su carisma sin igual. En medio de una trama desordenada, Johnson logra brindar algo de empatía por medio de la relación que tiene con el gorila. Los efectos son muy buenos, los monstruos hacen lo que la premisa dicta que hagan y la promesa de destrucción masiva se da. La película cumple en lo que se propone, que es ser una película de catástrofe con monstruos gigantes y un Dwayne Johnson en lo que mejor sabe hacer; sobrevivir a cuanto reto se le ponga enfrente y cual personaje de videojuego, parece tener varias vidas. 

Los personajes en su mayoría son unidimensionales y solo están en la película para llevar a cabo el rol que el guión haya establecido. No existe una complejidad y las motivaciones son nulas o poco explicadas. Los villanos son carentes de personalidad, con un tono caricaturesco y con una costumbre de hablar entre ellos sobre los planes que tienen, sirviendo como un pobre mecanismo de exposición. Los problemas en el guión se encuentran presentes a lo largo de la cinta, con una historia que progresa sin mucho sentido, es predecible y contiene personajes que desaparecen de la historia sin explicación aparente. “Rampage” no es el cambio de rumbo en el género de las adaptaciones de videojuegos, pero sabe precisamente lo que es: una película palomera y blockbuster. 

En conclusión, “Rampage” es una película irracional, pero que no lo hace por error, sino que sabe lo que es y lo logra ejecutar, aunque con algunas inconsistencias. No es una película que busca ganar premios o la aceptación de la crítica, sino que busca divertir a audiencias con sus efectos especiales y el carisma de su protagonista.

Vela si: Buscas una película digerible para pasar el rato.

No la veas si: Buscas una película compleja, con desarrollo de personaje y diálogos profundos.

Metascore: 45

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 51%

Rotten Tomatoes (promedio): 5.2/10