Reseña: “Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald” o “Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald” (2018)

Dirección: David Yates

Guión: J.K Rowling

Elenco: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Zoë Kravitz, Callum Turner, Claudia Kim, William Nadylam, Kevin Guthrie, Jude Law y Johnny Depp.

La saga de Harry Potter siempre ha sido única para mi, con una clara progresión entre películas, especialmente en materia de tono, llevando al espectador a lo largo de un viaje de siete años en donde se nota la evolución de los personajes y la madurez que van tomando. Después, llegó Fantastic Beasts, una saga que nos llevaría en el camino de Newt Scamander, magizoologista y autor. Además de conocer y seguir a Newt, la saga llevaría al espectador a lo largo del ascenso de Gellert Grindelwald como el mago más peligroso de la primera mitad del siglo XX y su reinado de terror alrededor de Europa.

En Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald, Gellert Grindelwald (Johnny Depp) ha logrado escapar del Ministerio de Magia en Estados Unidos. Bajo las ordenes de Albus Dumbledore (Jude Law), Newt Scamander (Eddie Redmayne) deberá ir a París en búsqueda de Credence (Ezra Miller), quien aún se encuentra tratando de descubrir su verdadera identidad. En la travesía de Newt, también se encontrará con Tina Goldstein (Katherine Waterston), Queenie Goldstein (Alison Sudol) y Jacob Kowalski (Dan Fogler).

La dirección de David Yates se encuentra a la par de sus anteriores entregas dentro de este universo, creando una película estéticamente brillante y con escenarios excepcionales, cuidando hasta el más pequeño detalle, desde el minucioso diseño de las varitas de los personajes hasta la majestuosidad de algunos de los animales fantásticos en la película.

Las actuaciones de la película en general son buenas, con Jude Law como Albus Dumbledore brillando a pesar de contar con poco tiempo en pantalla, pero sabe aprovecharlo de la mejor manera y crear un claro impacto en pantalla. Siendo apenas la segunda entrega de cinco planeadas en la saga, solamente se puede esperar que se involucrará aún más en la historia conforme la saga progrese. Dan Fogler como Jacob Kowalski una vez más roba risas a lo largo de la película y brinda, de una gran forma, un personaje no mágico para acompañar al espectador a lo largo del viaje.

Desafortunadamente, el gran problema de la película es su guión, que se satura de exposición, con revelaciones que no siempre logran la relevancia necesaria y que además crean confusión en el espectador. La historia se esfuerza más que su antecesora por ser una precuela a Harry Potter, forzando elementos para conectar ambas sagas, además de repetir elementos que tanto las precuelas de Star Wars, así como The Hobbit, hicieron en su momento, como es reducir su universo a tan solo unos cuantos personajes o familias, cuando existe un vasto universo narrativo que pueden explorar.

La historia, en su afán de incluir tantos hilos narrativos como le sea posible, se torna tediosa por momentos, además de que crea un ritmo desigual y plano, brindándole poco tiempo al espectador para asimilar toda la información que se encuentra recibiendo en tan poco tiempo. Inclusive para alguien que ha visto las películas y leído los libros incontables veces, la historia se vuelve confusa y excesivamente saturada, así que no me puedo imaginar lo que debe de ser para un espectador casual. Claramente, la película busca funcionar como un puente narrativo hacía el resto de las entregas, pero termina por olvidarse de solidificarse como una entrega individual.

Definitivamente, Fantastic Beasts debió haber sido una serie de libros en primer lugar, y se puede apreciar con el exceso de elementos que J.K Rowling trata de incluir en un lapso de poco más de dos horas. Además, existen un par de momentos que contradicen con el canon establecido en este universo y suceden sin explicación alguna, creando una gran confusión. Inclusive los fans de la saga llegarán a sentirse confundidos con los giros que da la historia, ya que parece ser que surgen de la nada, solamente para crear un impacto, sin tener justificación alguna. Creo que este es uno de los problemas de que Rowling se encuentre escribiendo los guiones sin el apoyo de alguien más, ya que no creo que haya alguien que le diga que ciertos elementos simplemente no funcionan en pantalla; un guión no es lo mismo que una novela.

En conclusión, Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald es una película saturada de exposición, con una historia plana y con mucha menos magia que el resto de las películas en este universo, y a pesar de contar con buenas actuaciones y buenos efectos visuales, no logra salvarse de ser la peor entrega del Mundo Mágico hasta la fecha.

Vela si: Eres fan de Harry Potter y quieres conocer más sobre este universo.

No la veas si: No viste la primera entrega de la saga, porque la película cuenta con que lo hayas hecho.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 55/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 41%

Rotten Tomatoes (promedio): 5.4/10

 

 

Reseña: “Fantastic Beasts and Where to Find Them” (2016)

Hace más de 5 años que las audiencias del mundo visitaron por última vez el universo de Harry Potter en una sala de cine. La saga marcó, sin duda, una época en el cine. Ahora, es momento de adentrarnos en un nuevo capítulo del mundo mágico, situado 70 años antes. “Fantastic Beasts and Where to Find Them” nos cuenta la historia de Newt Scamander (Eddie Redmayne), un zoólogo mágico que llega a la ciudad de Nueva York con una maleta llena de animales fantásticos y se adentra en la comunidad de magos de Estados Unidos.

La película no es una precuela de Harry Potter, sino que toma parte dentro del mismo universo. De manera brillante y osada, no abusa de las referencias a las ya conocidas películas y se concentra primordialmente en crear su propia historia y construir a sus propios personajes. Es común que películas dentro de un mismo universo traten de brindarle familiaridad al espectador, y “Fantastic Beasts” lo hace, pero de una manera sutil, confiando en que uno ya sabe lo necesario sobre el mundo mágico. La película es rica en mitología, ya que nos presenta un mundo nunca antes explorado y en su meta de presentarnos estos elementos, y funciona para dar cimientos a la que está destinada a ser una nueva franquicia que tome lugar durante 19 años de historia en el mundo mágico, desde 1926 a 1945.

El casting de Eddie Redmayne como Newt Scamander es brillante, brindándole luz y empatía. Dan Fogler como Kowaski es el personaje que nos adentra en el mundo mágico, dándole una fórmula nueva pero efectiva a la película. Katherine Waterston como Tina funciona, mostrando nueva química con nuestro protagonista. Collin Farrell como Graves funciona bien, aunque el guión no pide nada extraordinario de parte de el. Ezra Miller como Credence no funciona del todo, no dando nada más que un personaje bidimensional con aspiraciones nunca explicadas del todo.

El mayor problema de la película reside en el ritmo que tiene, ya que a veces los animales fantásticos parecen estorbar dentro de la historia, inclusive opocando una historia que conforme progresa la película se vuelve más oscura. Los animales le tratan de dar cierto equilibrio a la trama, pero al final se convierten en cambios bruscos de tono que no contribuyen a la fluidez de la película.

El guión de J.K Rowling es profundamente imaginativo, respaldando su decisión de que la nueva saga se haría solamente con guiones escritos por ella. Nos adentra de una manera orgánica dentro de esta nueva era, exponiéndola de una manera brillante y sin comprometer la historia. En mi opinión, el director David Yates logró rectificar errores de ejecución que tuvo en películas basadas de Harry Potter, y demuestra que, a pesar de mis dudas y las de muchos, es un director indicado para este capítulo del mundo mágico.

Al final, “Fantastic Beasts and Where to Find Them” es una película imaginativa, mágica y que cumple su propósito de brindarle cimientos a una futura franquicia. Sus errores de ritmo no opacan el producto final por completo, el cual brinda un gran primer capítulo de una nueva era.

No la veas si: Harry Potter nunca fue lo tuyo, porque a pesar de tratarse de una historia separada, usa los mismos elementos que tal vez nunca fueron de tu agrado.

Vela si: Quieres conocer más de como es el universo de Harry Potter fuera de la burbuja de ese personaje.

Mi veredicto: 8.5/10