Reseña: “Toy Story 4” (2019)

Dirección: Josh Cooley

Guión: Stephany Folsom y Andrew Stanton

Elenco: Tom Hanks, Tim Allen, Annie Potts, Tony Hale, Keegan-Michael Key, Jordan Peele, Madeleine McGraw, Christina Hendricks, Keanu Reeves, Ally Maki, Jay Hernandez, Lori Alan y Joan Cusack

Es difícil imaginar el reto de tomar una franquicia que concluyó de una forma tan satisfactoria con su tercera entrega, lográndole dar un cierre tan completo a sus personajes, cerrar sus arcos dramáticos y dejar a libre interpretación del público lo que pudo haber pasado.

En Toy Story 4, Woody (Tom Hanks), Buzz Lightyear (Tim Allen) y el resto de los juguetes que ya conocemos, se encuentran viviendo con su nueva dueña Bonnie (Madeleine McGraw) y ajustándose a los cambios que implica tener un nuevo niño. Cuando están a punto de realizar un viaje en carretera previo al inicio de clases, aparece Forky (Tony Hale), un tenedor cuchara incapaz de entender que es un juguete, por lo que Woody se dará a la tarea de hacerlo entrar en razón y probarle lo importante que es para Bonnie, al ser su nuevo juguete favorito. En su viaje de autodescubrimiento, el vaquero y el tenedor se perderán, lo que los llevará a descubrir lo gigante que es el mundo exterior para un juguete.

La dirección de Josh Cooley, quien presenta su primer largometraje, es una muestra de la constancia bajo la cual Pixar se rige. Cooley ha participado en proyectos con la compañía desde The Incredibles (2004), en donde fue artista de storyboards o Inside Out (2015), en donde formó parte del equipo de guionistas de la cinta. En su primer proyecto con un puesto de semejante responsabilidad, Cooley demuestra un entendimiento profundo de los personajes que maneja, tanto clásicos como nuevos, logrando hilar emociones de una gran forma para lograr respuestas sumamente sentimentales en el público, algo que Pixar sabe hacer muy bien. No hay duda de que Toy Story es una de las franquicias de animación más importantes en la historia del cine, tan solo sus números en taquilla y aceptación universal hablan por ella, y el trabajo que hace Cooley es mucho más que satisfactorio en su reto de extender algo que se creía terminado y darle un nuevo aire, una nueva temática y un mensaje sumamente relevante.

En cuanto a la material visual, ¿qué mas se puede decir de Pixar? El espacio de la animación ha crecido de una forma inimaginable y Pixar ha sido pionero en el mismo, lo cual es notable en el más mínimo detalle de la cinta, desde los diseños de su personaje, hasta las diversas texturas, colores e ilusiones de profundidad.

Tom Hanks (Cast Away) y Tim Allen (Home Improvement) regresan a los icónicos papeles de Woody y Buzz, respectivamente, haciendo un gran trabajo en personajes que los han visto desarrollarse a lo largo de su carrera. Annie Potts como Bo Peep regresa con una versión reinventada y mucho mejor desarrollada de su personaje, pero más allá de los ya conocidos, los nuevos personajes logran hacer suya la película y no simplemente verse como elementos de apoyo, sino que se convierten en la esencia de una historia que tiene como uno de sus temas centrales el cambio. Tony Hale como Forky logra presentar un personaje que instantáneamente se convierte en un ícono de la franquicia, Bunny (Jordan Peele) y Ducky (Keegan-Michael Key) logran robarse cada escena de la que son parte con sus gran química cómica, Duke Caboom (Keanu Reeves) termina de cimentar el resurgimiento del actor, mientras que Gabby Gabby (Christina Hendricks) presenta una antagonista sumamente fuerte y que se añade a la lista de una de las mejores de Pixar.

La historia lleva la carga de, como ya se ha mencionado, continuar una saga que se creía completamente cerrada, pero hace un buen trabajo al llevar su temática fuera de las primeras tres entregas de la saga. Sí, su historia no llega a tener el mismo impacto emocional que Toy Story 3 (2010), pero Toy Story 4 no es una cinta que se esfuerza en copiar a sus predecesoras, sino a demostrar a que ha crecido junto a la audiencia. Por otro lado, y en materia totalmente inesperada, la cinta se convierte en la más divertida de la franquicia, con mucha de la comedia guiada por sus nuevos personajes. En conclusión, Toy Story 4 es una sorpresiva, ambiciosa, y sumamente personal secuela, que presenta tintes de familiaridad mientras le da empuje a personajes nuevos con los que el público fácilmente puede conectar. 

Vela si: Buscas un viaje sumamente emotivo con su buena dosis de nostalgia.

No la veas si: Nunca te gustaron las películas de Toy Story (es decir, si no tienes alma).

Mi veredicto: 8/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metacritic: 95/10

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 98%

Rotten Tomatoes (promedio): 8.41/10

Reseña: “Incredibles 2” o “Los Increíbles 2” (2018)

Dirección: Brad Bird

Guión: Brad Bird

Elenco:  Craig T. Nelson, Holly Hunter, Sarah Vowell, Huck Milner y Samuel L. Jackson

Han pasado catorce años desde el lanzamiento de “The Incredibles”, una película que es considerada por el consenso general, como una de las mejores de Disney Pixar; por mucho tiempo, se ha estado a la espera de una posible continuación de la saga. ¿Valió la pena la larga espera? Por supuesto que sí.

En “The Incredibles 2”, un par de hermanos buscan traer de vuelta a los superhéroes ante los ojos del público, buscando legalizar nuevamente su presencia en las calles como salvaguardas de la paz. Helen Parr (Holly Hunter), es reclutada para liderar la campaña en pro de los héroes, mientras que su esposo, Bob Parr/Mr. Incredible (Craig T. Nelson), toma el rol de quedarse en casa y cuidar de sus hijos.

Las voces originales de la película regresan de una forma espectacular, brindando el mismo trabajo envidiable de la primera parte de la secuela, pero ahora acompañados de un estilo de animación que le brinda aún mayor realismo a sus personajes. A lo largo de la película, inclusive el más minuciosos detalle en la animación es cuidado, beneficiándose completamente del progreso tecnológico que ha habido desde el lanzamiento de la primera parte.

La dirección de Brad Bird (The Incredibles, Mission Impossible – Ghost Protocol) es acorde a sus estándares, con un gran manejo de la acción y algo que pocos directores del género de la animación hacen: tratarla de la misma manera que a una película live-action. El dinamismo de la película es intrínseco, además de que goza de un ritmo bien establecido y que se beneficia de las dos historias que se siguen a lo largo de la película; una característica común en las secuelas.

La cinta hace uso de las relaciones familiares como cimiento para su historia, dando paso a una de las virtudes que más me gustaría resaltar de la película: sus personajes son antes humanos que superhéroes, y en su humanidad, se encuentran algunas de las mejores escenas de la película. Una temática bienvenida y acorde a nuestros tiempos, es el desafío a los roles de género a lo largo del filme. Claro, como en una película de Brad Bird, la acción es grandiosamente desenvuelta y perfectamente ejecutada, cuidando la atención del espectador y manteniéndola en donde se requiere, pero hay algo sobre la vida de nuestros héroes, esa vida cotidiana, que los vuelve sumamente interesantes, además de que se prestan a una identificación con el público. El público no tiene superpoderes, pero muchos han lidiado con un corazón roto o con un bebé inquieto.

Desafortunadamente, la mayor debilidad de la película es la predictibilidad de su villano. El personaje es interesante y con un mensaje acorde a la época actual, pero desafortunadamente la sorpresa se ve venir mucho antes de que suceda. La postura del villano es muy interesante, tocando temas muy actuales y que sorprende que se encuentren en una película catalogada “para niños”. Eso mismo, es una de las virtudes de Bird, en donde no teme tratar a su público de una manera sensata, dando material tanto para niños como para adultos.

La música a cargo del compositor Michael Giacchino (The Incredibles, Ratatouille, Star Trek), común colaborador de J.J Abrams, es definitivamente uno de los mejores trabajos de su carrera y proporciona un sentimiento de emoción añadida a las escenas de la película.

Al ser una secuela, es imposible el impedir las comparaciones con su predecesora. ¿Es mejor que el clásico de 2004? En pocas palabras: no. Pero no deben ser vistas como antagonistas, sino como dos capítulos de una misma historia, que atrapa con sus sentimientos a épocas de antaño y que destaca entre un mercado saturado de películas de superhéroes. Es de admirar, como la segunda película, lanzada después del auge del cine de superhéroes, se mantiene relevante y brinda temáticas frescas.

En conclusión, “The Incredibles 2” es una película dinámica, fresca, entretenida para toda la familia y que simboliza un cambio en el medio después de catorce años. Y lo más importante, es una cinta que resalta la humanidad de sus protagonistas.

Vela si: Te gustan las películas de Disney Pixar, no exclusivamente las películas de superhéroes, y disfrutas de una aventura para toda la familia.

No la veas si: No eres fan de la primera entrega.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 80/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 94%

Rotten Tomatoes (promedio):  7.8/10