Reseña: “Frozen 2” (2019)

Dirección: Chris Buck y Jennifer Lee

Guión: Jennifer Lee

Elenco: Kristen Bell, Idina Menzel, Josh Gad y Jonathan Groff

No puedo ni imaginar la tarea de crear una secuela para la película animada más exitosa de la historia, desde una creciente expectativa del público hasta una constante presión de parte del estudio para lograr que la cinta logre conectar nuevamente con las audiencias alrededor del mundo. Han pasado seis años desde que la cinta original llegó a los cines y me alegro de decir que eso es algo que Frozen 2 entiende, acepta y utiliza como motor para expandir su historia.

Elsa (Idina Menzel) y Anna (Kristen Bell), junto a Kristoff (Jonathan Groff), el reno Sven y el muñeco de nieve Olaf (Josh Gad), regresan en la continuación del éxito de 2013, Frozen. Ahora, el reino ha dejado de ser seguro desde que Elsa ha comenzado a escuchar un misterioso llamado más allá de su castillo. Un peligroso secreto de su pasado será la clave para restaurar la paz en el reino y terminar un conflicto de muchos años. Elsa, junto a sus fieles amigos, irán mucho más allá de su hogar a tratar de descubrir más sobre su pasado y el secreto de sus míticos poderes. 

Frozen 2 logra retomar la esencia de su original y permite expandir su mundo de una forma efectiva, esto de la mano de los dos directores de la cinta original. Algo que me gustaría destacar y que mencione al principio, es que se nota que los creadores saben que gran parte de la audiencia de Frozen ha crecido, atreviéndose a presentar una dirección mucho más madura y con temáticas más acorde, como lo son los cambios a través de la vida. La cinta se siente más dinámica, con cambios de tono más ágiles e inclusive un humor más creativo. En el aspecto visual, es apreciable un considerable aumento de presupuesto, porque existen tomas dignas de una gran cinematografía. La música sigue siendo igual de entrañable que en la primera entrega, con “Into the Unknown”, la cual se puede considerar una sucesora simbólica de “Let It Go”, siendo de las mejores canciones de la cinta, logrando un gran y emotivo momento mientras su protagonista la canta. 

En su idioma original, las actuaciones de voz siguen siendo de una gran calidad, Josh Gad (The Wedding Ringer) se presenta mucho mejor como Olaf, con varios chistes que soltarán más de una carcajada, mientras que Kristen Bell (The Good Place, Veronica Mars) como Anna sigue sosteniendo la película, acompañada de la gran voz que Idina Menzel (Uncut Gems) presenta como Elsa. 

La cinta expande mucho en la mitología tanto de su mundo como en conocer aún más a sus personajes, despertando curiosidad en el espectador y manejando sus revelaciones de una forma interesante. Son los nuevos personajes quienes no tienen el suficiente tiempo para destacar o crear alguna conexión con el público, quedando totalmente relevados a un segundo plano, aún cuando varios de ellos podrían tener historias muy interesantes.

Para concluir, Frozen 2 es una gran película familiar, que en mi opinión supera a su antecesora de mano de una temática más madura, una refinada calidad en sus tomas, excelente animación y muy buenas canciones. 

Mi veredicto: 8/10

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metacritic: 64/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 77%

Rotten Tomatoes (promedio): 6.7/10

Es para ti si: Fuiste fan de la primera o disfrutas las animaciones al más puro estilo Disney.

Reseña: “Incredibles 2” o “Los Increíbles 2” (2018)

Dirección: Brad Bird

Guión: Brad Bird

Elenco:  Craig T. Nelson, Holly Hunter, Sarah Vowell, Huck Milner y Samuel L. Jackson

Han pasado catorce años desde el lanzamiento de “The Incredibles”, una película que es considerada por el consenso general, como una de las mejores de Disney Pixar; por mucho tiempo, se ha estado a la espera de una posible continuación de la saga. ¿Valió la pena la larga espera? Por supuesto que sí.

En “The Incredibles 2”, un par de hermanos buscan traer de vuelta a los superhéroes ante los ojos del público, buscando legalizar nuevamente su presencia en las calles como salvaguardas de la paz. Helen Parr (Holly Hunter), es reclutada para liderar la campaña en pro de los héroes, mientras que su esposo, Bob Parr/Mr. Incredible (Craig T. Nelson), toma el rol de quedarse en casa y cuidar de sus hijos.

Las voces originales de la película regresan de una forma espectacular, brindando el mismo trabajo envidiable de la primera parte de la secuela, pero ahora acompañados de un estilo de animación que le brinda aún mayor realismo a sus personajes. A lo largo de la película, inclusive el más minuciosos detalle en la animación es cuidado, beneficiándose completamente del progreso tecnológico que ha habido desde el lanzamiento de la primera parte.

La dirección de Brad Bird (The Incredibles, Mission Impossible – Ghost Protocol) es acorde a sus estándares, con un gran manejo de la acción y algo que pocos directores del género de la animación hacen: tratarla de la misma manera que a una película live-action. El dinamismo de la película es intrínseco, además de que goza de un ritmo bien establecido y que se beneficia de las dos historias que se siguen a lo largo de la película; una característica común en las secuelas.

La cinta hace uso de las relaciones familiares como cimiento para su historia, dando paso a una de las virtudes que más me gustaría resaltar de la película: sus personajes son antes humanos que superhéroes, y en su humanidad, se encuentran algunas de las mejores escenas de la película. Una temática bienvenida y acorde a nuestros tiempos, es el desafío a los roles de género a lo largo del filme. Claro, como en una película de Brad Bird, la acción es grandiosamente desenvuelta y perfectamente ejecutada, cuidando la atención del espectador y manteniéndola en donde se requiere, pero hay algo sobre la vida de nuestros héroes, esa vida cotidiana, que los vuelve sumamente interesantes, además de que se prestan a una identificación con el público. El público no tiene superpoderes, pero muchos han lidiado con un corazón roto o con un bebé inquieto.

Desafortunadamente, la mayor debilidad de la película es la predictibilidad de su villano. El personaje es interesante y con un mensaje acorde a la época actual, pero desafortunadamente la sorpresa se ve venir mucho antes de que suceda. La postura del villano es muy interesante, tocando temas muy actuales y que sorprende que se encuentren en una película catalogada “para niños”. Eso mismo, es una de las virtudes de Bird, en donde no teme tratar a su público de una manera sensata, dando material tanto para niños como para adultos.

La música a cargo del compositor Michael Giacchino (The Incredibles, Ratatouille, Star Trek), común colaborador de J.J Abrams, es definitivamente uno de los mejores trabajos de su carrera y proporciona un sentimiento de emoción añadida a las escenas de la película.

Al ser una secuela, es imposible el impedir las comparaciones con su predecesora. ¿Es mejor que el clásico de 2004? En pocas palabras: no. Pero no deben ser vistas como antagonistas, sino como dos capítulos de una misma historia, que atrapa con sus sentimientos a épocas de antaño y que destaca entre un mercado saturado de películas de superhéroes. Es de admirar, como la segunda película, lanzada después del auge del cine de superhéroes, se mantiene relevante y brinda temáticas frescas.

En conclusión, “The Incredibles 2” es una película dinámica, fresca, entretenida para toda la familia y que simboliza un cambio en el medio después de catorce años. Y lo más importante, es una cinta que resalta la humanidad de sus protagonistas.

Vela si: Te gustan las películas de Disney Pixar, no exclusivamente las películas de superhéroes, y disfrutas de una aventura para toda la familia.

No la veas si: No eres fan de la primera entrega.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 80/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 94%

Rotten Tomatoes (promedio):  7.8/10

Reseña: “Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales” (2017)

Usualmente, lo que se espera de secuelas es que sean mejores que su predecesora y que le den al espectador más de lo mismo que vieron en la primer película, aunque con giros para mantenerla fresca y no caer en el aburrimiento. Son contadas las sagas en que una secuela es mejor que la original y la saga de “Piratas del Caribe” no es la excepción.

A veces ni siquiera la tercer secuela es la vencida, sino la quinta. “Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales” cuenta la historia de la búsqueda del Tridente de Poseidón al lado de Jack Sparrow (Johnny Depp), Carina Smyth (Kaya Scodelario), una astrónoma fugitiva y Henry (Brenton Thwaites), un joven marinero con un apellido familiar.

La quinta entrega de la saga es la mejor después de la primera: “The Curse of the Black Pearl”, aunque eso no es mucho que decir. Después del lanzamiento de la primer película, cada secuela se volvió progresivamente peor, con personajes planos, historias aburridas y decisiones de dirección cuestionables. Para “Dead Men Tell No Tales”, siguen presentes elementos constantes de las secuelas, como historias demasiado complejas y personajes que carecen de motivaciones, aunque a un menor grado.

La historia en si es demasiado elaborada para lo que es la película y algunos personajes no logran conectar con el espectador, aunque la película tiene grandes momentos de acción y un villano tridimensional que la saga demandaba latentemente. Aún con un ritmo extraño y con una narrativa en momentos deficiente, la película logra entregar buenos y entretenidos momentos, como una bien orquestada escena de persecución en el primer acto.

Irónicamente, la estrella de la saga, el Capitán Jack Sparrow, es quien menos brilla en la película. Parece que desde la primer secuela, se ha eliminado cualquier vestigio de aquel pirata astuto y respetado que conocimos; ahora en pantalla tenemos a una mera caricatura de lo que alguna vez fue. La mejor actuación de la película es para Javier Bardem en su papel del Capitán Salazar, quien se compromete de manera absoluta a su papel y logra una actuación magistral de un personaje intrigante. Kaya Scodelario y Brenton Thwaites también dan una buena actuación, además de tener una química convincente en pantalla, la cual es su carta de presentación para futuras entregas.

La edición es un poco inconsistente, con escenas de acción que en su mayoría son buenas, pero que por momentos pierden al espectador en la magnitud de los eventos en pantalla. Existe una escena con la que tengo problema, la cual tiene escrito por todos lados: Futura atracción de Disneyland. Los visuales de las escenas de acción logran salvarlas y presentan un producto final entretenido. Algunos elementos del diálogo fallan, con chistes que no conectan del todo, pero cuando lo hacen, son brillantes.

“Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales” no es la película de verano (y ni siquiera se encuentra cerca de ello), pero no falla en brindar un producto entretenido y cumplidor, que en comparación a tres de sus cuatro antecesoras, es mejor. La película termina por presentar situaciones previamente vistas, aunque con la frescura necesaria que se redondea con la presencia de un villano convincente.

Vela si: Te entretiene la saga de “Piratas del Caribe” y disfrutas una película palomera que cumple.

No la veas si: No toleras el humor de Johnny Depp o nunca has sido fan de la saga.

Mi veredicto: 6.7/10

 

Spider-Man aparecerá en el MCU

Un rumor que se ha ido tejiendo, literalmente, durante los últimos años, finalmente ha tomado forma: Spider-Man formará parte del Universo Cinemático de Marvel, después de años de especulaciones, un hackeo y miles de fans presionando a ambas empresas para lograr un acuerdo.

Las condiciones no han sido claras, pero ya se sabe algo de información clara:

  1. Sony Entertainment Pictures retiene la distribución, financiación y la decisión final creativa en cuanto a Spider-Man.
  2. Spidey hará su aparición en una película del MCU (Marvel Cinematic Universe) antes de lanzarse su propio film stand-alone el 28 de julio de 2017. También, cabe recalcar que ahora personajes del MCU pueden aparecer en películas de Sony y viceversa.
  3. Cuatro películas del MCU han sufrido cambios en sus fechas de estreno: ‘Thor: Ragnarok’ ahora pasa al 3 de noviembre de 2017, ‘Black Panther’ ahora tendrá su lanzamiento el 6 de julio de 2018, ‘Captain Marvel’ toma la fecha del 2 de noviembre del 2018 e ‘Inhumans’ llegará a los cines el 12 de julio de 2019.
  4. Andrew Garfield NO REPETIRÁ su rol como el arácnido, mientras que Marc Webb no volverá a la silla de director.
  5. Kevin Feige y Amy Pascal coproducirán la película stand-alone.

Ahora, ¿a qué nos puede llevar todo esto? La especulación ha sido impresionante durante estos años, que tanto Marvel y Sony saben que no se pueden permitir un fracaso. Las opciones sobre cómo introducir a uno de los superhéroes más icónicos son incontables, pero existe una que ha tomado más fuerza que las otras: Introducir con un breve cameo a Spider-Man en ‘Captain America: Civil War’, a estrenarse el 6 de mayo de 2016. ¿Por qué? Recordemos que Spidey es una pieza central de la historia de Civil War dentro de los cómics, y sería el momento indicado. Ahora, ¿por qué solamente un cameo o una aparición breve? Black Panther será introducido en está película también y según los rumores, su personaje tomará la especie de rol que Spider-Man tiene en la visión original; dividido entre dos bandos, mientras estos tratan de convencerlo de cuál puede ser mejor.

También, no se debe descartar la posibilidad de ver a Miles Morales (Spider-Man en el universo ultimate) como el nuevo Spider-Man en el cine, debido a la búsqueda de algo nuevo y fresco, ya que sería la tercera encarnación de Peter Parker que veríamos en 14 años, en caso de ser este el elegido.

Lo único que queda es esperar a que se tomen las decisiones correctas y así poder disfrutar de algo que los fans siempre hemos querido: Spider-Man lanzando una telaraña a la boca de Tony Stark.