Primera mitad del 2018 – Mis 5 películas favoritas

Se nos fue la primera mitad del 2018 y es hora de repasar las mejores películas que he visto a lo largo del año. Hay más películas que me gustaría incluir, pero creo que cinco es la cifra indicada para la lista de mitad de año.

5) The Shape of Water 

Con magistral técnica y visuales impactantes, Guillermo del Toro presenta una historia que gira alrededor del amor y la empatía, sobre perderse en alguien más y dar todo. La creación de sus personajes es magnífica, brindando una gran construcción de personajes que logran que el público invierta sus emociones en la película.

 

4) Game Night 

Una comedia que llegó a principios de año de una forma inesperada, de mano de un guión inteligente que eleva una premisa que a simple vista se podría ver como algo inclusive absurdo. De mano de un gran elenco, la película se gana sus risas en base de una comedia bien estructurada y ejecutada.

 

3) Black Panther 

Una de las mejores películas de Marvel Studios hasta la fecha. Ryan Coogler entrega una película con verdadera resonancia social, una ejecución brillante y personajes interesantes. Black Panther es una película que invita al diálogo y que presenta un mensaje esperanzador en medio de una incertidumbre global.

 

2) Blockers

Una sex comedy digna del 2018. De mano de un cambio de dinámica, llega una comedia con un mensaje progresista, actualizado y con una narrativa dinámica. Su guión es muy bien ejecutado y elevado de la mano de un elenco con una gran química. En su primer proyecto como directora, Kay Cannon demuestra que vienen grandes cosas para ella.

 

1) A Quiet Place 

Sin lugar a duda, la película de John Krasinski es una obra maestra de edición. A Quiet Place es una película que toma por sorpresa y lleva al espectador en una montaña rusa de emociones a lo largo de su duración. Es visceral y evoca a la ansiedad, logrando que el recuerdo de la cinta se quede por mucho tiempo con el espectador.

Reseña: “El Alma de la Fiesta” o “Life of the Party” (2018)

Dirección: Ben Falcone

Guión: Ben Falcone, Melissa McCarthy

Elenco: Melissa McCarthy, Molly Gordon, Gillian Jacobs, Maya Rudolph, Julie Bowen, Matt Walsh, Debby Ryan

En este 2018, he visto dos películas de comedia que me han encantado y han superado mis expectativas: “Game Night” “Blockers”; ambas han dejado la vara alta para las futuras comedias que veremos en el año. Una característica importante de ambas entregas es la gran química que existe entre sus elencos.

Melissa McCarthy vuelve a hacer equipo con su esposo, Ben Falcone, después de “Tammy” “The Boss”, ambas películas con una pobre recepción en la crítica y la taquilla. En “Life of the Party”, McCarthy interpreta a Deanna, una ama de casa que decide volver a la universidad después de que su esposo, Dan (Matt Walsh), le pide el divorcio, terminando en la misma institución que su hija, Maddie (Molly Gordon). A lo largo de su último año en la universidad, se descubrirá a si misma en un terreno que nunca esperó.

La película toma prestadas algunas situaciones (principalmente en el tercer acto) de otras películas con una premisa parecida, como “Old School” (2003), pero lo hace de una forma inferior. Por momentos, la película trata de entrar en conflictos emocionales para crear empatía con la audiencia, pero rápidamente son tomados por momentos de comedia, en especial física, que aminoran cualquier intento de impacto emocional.

La película carece de algún conflicto principal y un arco del personaje, ya que la historia no presenta demasiadas situaciones en que uno deba de invertir sus emociones en el personaje de Deanna; por lo contrario, se siente como un sketch de Saturday Night Live que ha sido extendido. A su favor, la película evita algunos clichés de este tipo de películas, principalmente sobre la relación que existe entre el personaje de Deanna y su hija. El mensaje de la película es interesante y atrevido, mostrando al personaje de McCarthy como alguien determinada, a quien ya no le importa lo que puedan decir de ella; esto se aprecia y por momentos funciona.

La película es mejor que las dos anteriores colaboraciones entre McCarthy y Falcone, logrando momentos cómicos más efectivos que en “Tammy” “The Boss”, pero sin lograr circular alrededor de una historia efectiva. La entrega brinda momentos de risa, principalmente en el segundo acto, pero no termina por elevar un guión pobre que gira alrededor de sus chistes, priorizándolos sobre sus personajes, los cuales llegan a ser unidimensionales y planos.

En conclusión, “Life of the Party” es una película inconsistente y con personajes poco interesantes, que brinda algunos buenos momentos de comedia, pero que no son suficientes para elevar un guión que sufre de la falta una historia efectiva.

Vela si: Te gustan las películas con una temática de “el pez fuera del agua”.

No la veas si: Buscas una película profunda y pesada.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 46/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 38%

Rotten Tomatoes (promedio): 5/10

 

 

Reseña: “Sicario 2: Día del Soldado” o “Sicario: Day of the Soldado” (2018)

Dirección: Stefano Sollima

Guión: Taylor Sheridan

Elenco:  Benicio Del ToroJosh Brolin e Isabela Moner

En 2015, llegó una de las historias más potentes que se presentaron en el cine ese año: de mano de Dennis Villeneuve (Arrival, Blade Runner 2049), llegó Sicario (2015), una brutal mirada hacía el conflicto entre cárteles y autoridades estadounidenses en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez. La película goza de una dirección magnífica, una edición bajo la cual se podrían dar clases y una cinematografía alucinante a cargo de Roger Deakins (Skyfall, Fargo, No Country for Old Men). Una secuela de este proyecto definitivamente llamaba la atención, debido a la gran calidad de la primera entrega.

En Sicario: Day of the Soldado (2018), la guerra contra los cárteles se ha intensificado en la frontera entre EUA y México, cuando comienzan a traficar con terroristas en la frontera. El agente federal Matt Graver (Josh Brolin), busca la ayuda de Alejandro Gillick (Benicio del Toro), el hombre que no le da su lealtad a nadie, para poder llevar a cabo un torcido plan de parte del gobierno.

Es difícil no comparar la dirección de Stefano Sollima (Suburra) a la de Villeneuve, director de la primera entrega. La dirección de la película es buena, pero no es lo que se presentó en la primera parte; claramente, el ángulo que el director toma hacía los personajes y la historia es distinto. En materia de historia, Taylor Sheridan (Hell or High Water) brinda un guión que por momentos pierde ritmo y se aglomera de eventos, por instantes volviéndose saturado, pero que es levantado por el intenso diálogo de sus personajes con moralidades grises y ambiguas en un escenario en donde nadie es “bueno”. La película sufre de la falta de un personaje como el de Emily Blunt (A Quiet Place) de la primera entrega, que le permita al espectador acompañar a alguien de un alto sentido de honradez y rectitud, adentrarse en una atmósfera peligrosa y completamente diferente. Desafortunadamente, la historia nunca logra justificar la existencia de la película, pareciendo que fuera producida solo por el éxito de la primera entrega.

La brutalidad y la violencia se encuentran arraigadas en la película, pero no como valor de espectáculo, sino como espacio para la reflexión. Muchas de las escenas más crudas se ven desde los ojos del personaje de Isabela Moner, una niña envuelta en el caos de la guerra entre cárteles. La película busca ser un reflejo, claramente con elementos ficticios, pero con un mensaje que llega en un momento de alta tensión política entre México y Estados Unidos.

Las actuaciones son espectaculares, con Benicio del Toro mostrando lo que lo ha hecho un nombre tan importante en la industria, Josh Brolin continuando con su imparable ascenso a la cima de Hollywood, con un nuevo estreno en el verano, y con Isabela Moner mostrando que puede actuar junto a nombres respetados dentro de Hollywood. Definitivamente, sus escenas junto a del Toro son de lo mejor de la película, acariciando con momentos sacados de un western.

En materia visual, la película respeta los altos estándares de la franquicia a la que pertenece, brindando espectaculares escenarios sobre el desierto y tomas en la noche que presentan una creciente tensión; un “slow burn” por así decirlo. Los tremendos visuales son acompañados por un gran score de Hildur Gudnadottir, el cual eleva la creciente angustia que se siente por los eventos en pantalla.

En conclusión, Sicario: Day of the Soldado (2018) es una película cruda, oscura y brutal, que se concentra en crear terreno para futuras secuelas de la franquicia. La historia queda a deber, pero la majestuosidad visual de la primera entrega continua en su segunda parte. A pesar de algunas inconsistencias en el guión, es una película que logra conectar hilos emocionales y presentar una fría realidad.

Vela si: Disfrutaste la primera película 0 te gustan los thrillers de crimen con alta dosis de violencia.

No la veas si: La primera película no fue de tu agrado o lo tuyo no son las películas crudas y oscuras.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 62/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 65%

Rotten Tomatoes (promedio): 6.7/10

 

Reseña: “Jurassic World: Fallen Kingdom” o “Jurassic World: El Reino Caído” (2018)

Dirección: J.A Bayona

Guión: Colin Trevorrow y Derek Connolly

Elenco:  Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Rafe Spall, Justice Smith y Daniella Pineda

“¿Recuerdas la primera vez que viste un dinosaurio?” – dice el personaje de Bryce Dallas HowardClaire Dearing, en el primer traíler de Jurassic World: Fallen Kingdom. Inmediatamente, el pensamiento a una de mis películas favoritas llega, Jurassic Park (1993), cinta que marcó un antes y un después en el uso de efectos visuales, logrando ilusionar a audiencias alrededor del mundo con sus dinosaurios, y creando un fenómeno mundial que, hasta el momento, ha derivado en cuatro secuelas.

En Jurassic World: Fallen Kingdom, el volcán durmiente de la Isla Nublar se convierte en uno activo, amenazando con explotar en cualquier momento y terminar con la vida de las criaturas prehistóricas que la habitan. Los personajes que conocimos en Jurassic World (2015), Owen Grady (Chris Pratt) y Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), son buscados por un inversionista que busca salvar a la mayor cantidad de dinosaurios de la isla. Detrás de su expedición, podrían encontrarse un siniestro plan que alteraría el orden de la vida como la conocemos.

Antes que nada, la dirección del español, J.A Bayona (The Impossible, The Orphanage) logra elevar la película ante su predecesora, Jurassic World, en materia visual. La película luce pulida, especialmente en sus primeros minutos, los cuales son de los mejores de toda la franquicia. El cuidado técnico que Bayona le da a sus producciones es tangible, con secuencias majestuosas y un lenguaje visual fresco para la saga, especialmente en su tercer acto.

Desafortunadamente, en cuanto a guión, la película no se encuentra a la par de sus características visuales. Una historia desordenada, que poco a poco decrece y resta coherencia a los eventos en pantalla, crea confusión y hace cuestionar excesivamente las decisiones de los personajes. La película toma una decisión osada justo a la mitad, convirtiéndose en otro tipo de historia y girando sobre si misma; una sentencia que no la favorece en lo absoluto. Los elementos de terror en el tercer acto de la película pueden llegar a ser interesantes, pero no son suficientes para mantener a flote una historia incoherente y con importantes huecos narrativos.

Uno de los mayores problemas de la película son sus personajes, los cuales se mantienen unidimensionales y blandos, con un nulo desarrollo a lo largo de la cinta. Lo mismo sucede con las nuevas adiciones al elenco, siendo personajes que no agregan mucho a la trama y terminan por ser tediosos en momentos. Además, los villanos son un problema importante, asimilando una caracterización caricaturesca y motivaciones pobremente expuestas, las cuales ya han sido vistas en muchas otras películas. Una de las mayores virtudes de la película original, Jurassic Park, era que a pesar de contar con la importante presencia de los dinosaurios, la historia aún así se mantenía alrededor de sus personajes como Alan Grant y Ellie Sattler, los cuales cambian a lo largo de la película y no salen de la isla con la misma perspectiva, se les brindan motivaciones claras y un desarrollo a lo largo de la historia; esto no ha sucedido en ninguna de las secuelas.

La historia de Jurassic World: Fallen Kingdom trata de concentrarse en un dilema ético sobre la vida de los dinosaurios, pero este interesante tema se ve opacado por una serie de situaciones demasiado convenientes, las cuales se sienten como un rompecabezas que no embona y terminan por crear una película que no siempre sabe lo que es. De igual forma, la película se siente como un puente narrativo, casi como que tuviera que suceder forzosamente para llevar a Jurassic World a una tercera entrega.

En conclusión, Jurassic World: Fallen Kingdom es estilo sobre sustancia, con una historia que conflictúa con el canon de Jurassic Park, presenta personajes poco interesantes y con los cuales el público no se puede relacionar. Desafortunadamente, la historia no se encuentra a la par de su gran estética visual y majestuosidad en cuanto a cinematografía.

Vela si: Eres muy fan tanto de Jurassic Park como de Jurassic World, además del trabajo anterior de su director, J.A Bayona. 

No la veas si: Atesoras firmemente la entrega original de Jurassic Park como la única película de esta franquicia y sus secuelas nunca te han gustado; Fallen Kingdom no es para ti.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 51/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 50%

Rotten Tomatoes (promedio): 5.7/10

 

Reseña: “Incredibles 2” o “Los Increíbles 2” (2018)

Dirección: Brad Bird

Guión: Brad Bird

Elenco:  Craig T. Nelson, Holly Hunter, Sarah Vowell, Huck Milner y Samuel L. Jackson

Han pasado catorce años desde el lanzamiento de “The Incredibles”, una película que es considerada por el consenso general, como una de las mejores de Disney Pixar; por mucho tiempo, se ha estado a la espera de una posible continuación de la saga. ¿Valió la pena la larga espera? Por supuesto que sí.

En “The Incredibles 2”, un par de hermanos buscan traer de vuelta a los superhéroes ante los ojos del público, buscando legalizar nuevamente su presencia en las calles como salvaguardas de la paz. Helen Parr (Holly Hunter), es reclutada para liderar la campaña en pro de los héroes, mientras que su esposo, Bob Parr/Mr. Incredible (Craig T. Nelson), toma el rol de quedarse en casa y cuidar de sus hijos.

Las voces originales de la película regresan de una forma espectacular, brindando el mismo trabajo envidiable de la primera parte de la secuela, pero ahora acompañados de un estilo de animación que le brinda aún mayor realismo a sus personajes. A lo largo de la película, inclusive el más minuciosos detalle en la animación es cuidado, beneficiándose completamente del progreso tecnológico que ha habido desde el lanzamiento de la primera parte.

La dirección de Brad Bird (The Incredibles, Mission Impossible – Ghost Protocol) es acorde a sus estándares, con un gran manejo de la acción y algo que pocos directores del género de la animación hacen: tratarla de la misma manera que a una película live-action. El dinamismo de la película es intrínseco, además de que goza de un ritmo bien establecido y que se beneficia de las dos historias que se siguen a lo largo de la película; una característica común en las secuelas.

La cinta hace uso de las relaciones familiares como cimiento para su historia, dando paso a una de las virtudes que más me gustaría resaltar de la película: sus personajes son antes humanos que superhéroes, y en su humanidad, se encuentran algunas de las mejores escenas de la película. Una temática bienvenida y acorde a nuestros tiempos, es el desafío a los roles de género a lo largo del filme. Claro, como en una película de Brad Bird, la acción es grandiosamente desenvuelta y perfectamente ejecutada, cuidando la atención del espectador y manteniéndola en donde se requiere, pero hay algo sobre la vida de nuestros héroes, esa vida cotidiana, que los vuelve sumamente interesantes, además de que se prestan a una identificación con el público. El público no tiene superpoderes, pero muchos han lidiado con un corazón roto o con un bebé inquieto.

Desafortunadamente, la mayor debilidad de la película es la predictibilidad de su villano. El personaje es interesante y con un mensaje acorde a la época actual, pero desafortunadamente la sorpresa se ve venir mucho antes de que suceda. La postura del villano es muy interesante, tocando temas muy actuales y que sorprende que se encuentren en una película catalogada “para niños”. Eso mismo, es una de las virtudes de Bird, en donde no teme tratar a su público de una manera sensata, dando material tanto para niños como para adultos.

La música a cargo del compositor Michael Giacchino (The Incredibles, Ratatouille, Star Trek), común colaborador de J.J Abrams, es definitivamente uno de los mejores trabajos de su carrera y proporciona un sentimiento de emoción añadida a las escenas de la película.

Al ser una secuela, es imposible el impedir las comparaciones con su predecesora. ¿Es mejor que el clásico de 2004? En pocas palabras: no. Pero no deben ser vistas como antagonistas, sino como dos capítulos de una misma historia, que atrapa con sus sentimientos a épocas de antaño y que destaca entre un mercado saturado de películas de superhéroes. Es de admirar, como la segunda película, lanzada después del auge del cine de superhéroes, se mantiene relevante y brinda temáticas frescas.

En conclusión, “The Incredibles 2” es una película dinámica, fresca, entretenida para toda la familia y que simboliza un cambio en el medio después de catorce años. Y lo más importante, es una cinta que resalta la humanidad de sus protagonistas.

Vela si: Te gustan las películas de Disney Pixar, no exclusivamente las películas de superhéroes, y disfrutas de una aventura para toda la familia.

No la veas si: No eres fan de la primera entrega.

¿Cómo le fue en otros sitios?

Metascore: 80/100

Rotten Tomatoes (porcentaje de críticas positivas): 94%

Rotten Tomatoes (promedio):  7.8/10